23.1 C
Ciudad Mante
lunes, octubre 3, 2022

DE RESCATE DE MINEROS A RECUPERACIÓN DE CUERPOS

Debes leer esto

Hipódromo Político

por Carlos G. Cortés García

  • Los mineros que resultaron atrapados en la Mina de Pinabete, cumplen ya 20 días en esa circunstancia, lo que hace pensar que, sólo un milagro, podría mantenerlos con vida.

A pesar de que la tragedia en la Mina “Pinabete” ocurrió hace 20 días, todos los días las autoridades federales, a través de la Coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, sigue hablando de estrategias para el rescate de los trabajadores ahí atrapados. Sí, usted leyó bien, 20 días. Y con ello quiero decir que ojalá y se encontraran vivos, sería un milagro, y ese es el deseo no nada más de las familias, sino de todos los mexicanos.

Pero desgraciadamente, cada día que pasa, la esperanza se va reduciendo a nada. ¿20 días vivos sin comida, sin agua y sin oxígeno? Y lo peor es que no hay para cuando. Mensajes optimistas de la funcionaria cada mañanera, pero las familias y amigos de los mineros atrapados ya han perdido las esperanzas, y muchos sólo esperan la recuperación de los cuerpos de sus seres queridos.

Por eso, creo que sería más honesto que la Coordinadora de Protección Civil, en lo particular, y el Gobierno Federal, a través del presidente López Obrador, cambiaran el discurso y repitieran hasta el cansancio que lo que están haciendo es una recuperación de cuerpos y no un rescate de trabajadores mineros atrapados. Y esto lo digo con toda responsabilidad y a riesgo de que me quieran presentar en la sección de los miércoles de “Quien es quien en las Mentiras”, en donde la presentadora, lamentablemente, no sabe ni leer.

El caso es que Laura Velázquez Anzúa, quien es la coordinadora de Protección Civil del Gobierno Federal, es licenciada en Historia del Arte por el Instituto Cultural Helénico. Ups. Lo mismo digo yo. De entrada, no tiene un perfil profesional adhoc a la responsabilidad por la que cobra.

Además, previo a su gestión en Protección Civil, colaboró en el gobierno de la Ciudad de México, cuando López Obrador era jefe de gobierno. Y ahí, Velázquez Anzúa, fue representante de seguridad pública y procuración de justicia en esa administración capitalina. Asimismo, de 2006 a 2016, Laura Velázquez Anzúa fue secretaria de Desarrollo Económico del entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México y hoy secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón.

Y no es que sea uno malinchista, misógino o alguna de las acusaciones que se aplican en estos casos. Pero, la funcionaria no tiene ni el perfil profesional, ni la capacidad, ni la experiencia, en tareas de Protección Civil. Y con esas credenciales, es muy difícil que pueda operar en caso de emergencia.

Si en este caso, en 20 días no le han encontrado la cuadratura al círculo, no me quiero imaginar lo que pasará en el país ante la ocurrencia de un sismo mayor, de la magnitud de los sismos de 1985 y 2017.

Insisto, la funcionaria no es la culpable de comisión, pero sí de omisión. Y esa misma falta de honestidad profesional la hace estar cobrando en una dependencia que no puede operar, por más inteligente que sea. Urge un cambio de vocabulario y de estrategia, porque reitero, sólo un milagro, qué si los hay, podría lograr un rescate de los mineros. Lo otro, será una recuperación de cuerpos.

Por lo pronto un nuevo escándalo se cierne sobre los empresarios de la mina, y sobre las autoridades federales del trabajo, ya que una investigación periodística, de esas que no gustan a YSQ, asegura que los mineros atrapados en Sabinas fueron registrados ante el IMSS días después del accidente, razón por la cual los familiares de los trabajadores esperan una efectiva investigación, y exigen justicia.

Por ejemplo, Plutarco Ruiz Loredo, comentó que, al indagar la situación del padre de sus nietas, Sergio Gabriel Quiroz Gaytán, se dieron cuenta de que fue dado de alta ante el IMSS el viernes 5 de agosto, es decir, dos días después del accidente.

Por ahora sigue reinando la tristeza afuera de la mina. Las esperanzas pudieran ser pocas, por el tiempo transcurrido.

  1. Me llegaron al correo electrónico de esta colaboración unas fotografías y un mensaje, exigiendo que el actual Secretario General de la Sección 30 del SNTE en Tamaulipas, Rigoberto Guevara Vázquez, explique “quien pompó” la casa y los departamentos que poseé en Matamoros, cerca de la Coordinación Regional del SNTE en esa ciudad. Al mismo tiempo, me adelantaron que también van a compartir fotos de la clínica y farmacia que tiene su hijo del lado norteamericano, porque se les hace muy extraño que, con el salario de maestro, y con los pocos años que estuvo frente a grupo, haya logrado amasar esa fortuna. Ante ello exigen auditorías y cuentas claras de los dineros de los profes de la Sección 30 del SNTE.

  1. Y se anda rumorando en los mentideros políticos de Tamaulipas, y muy fuerte, por cierto, que el ex senador panista, el matamorense José Julián Sacramento y el ex diputado victorense, Arturo Soto Alemán, están “intentando vender” la elección interna del PAN al Movimiento de Regeneración Nacional.

En esta elección de la que le hablo, y en donde se elegirá al nuevo dirigente de ese partido en Tamaulipas, Luis René Cantú Galván, “El Cachorro”, actual presidente del partido, es también candidato a la reelección. Según la rumorología que le cuento se asegura que, este intento por arrancar el control del PAN a quien lo detenta hoy, estaría siendo patrocinado por la ex alcaldesa de Reynosa, Maky Esther Ortiz Domínguez y por Carlos CantuRosas.

Por cierto, quienes me contaron esta especia, aseguran que los señalados estarían falsificando firmas para participar en el proceso.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en Twitter @MXCarlosCortes.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las ultimas