18.3 C
Ciudad Mante
viernes, diciembre 2, 2022

Doña Águeda Diez de Cano y su legado en el DIF Mante 

Debes leer esto

- Advertisement -spot_img

Por Manuel Núñez

Honrar a la gente buena que ha hecho algo por la comunidad con recursos propios o por responsabilidad publica es una cruzada social que inicia el periódico EL ECOD EL MANTE, enriquecidas, por un lado, con las publicaciones de nuestra hemeroteca y por el otro, con entrevistas directas con los y las protagonistas de esas historias.

Hoy la entrevista es con la señora Águeda Diez de Cano, esposa del presidente municipal Enrique Cano González en el trienio 1978-1980, y, por ende, presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia.

Me recibe en su casa, en la colonia Miguel Alemán. A las 10:00 de la mañana fue concertada la entrevista que gestionó su hermana, Lucy Diez Piñeiro a quien le agradezco la deferencia. “Es muy puntual, me dijo”. Y efectivamente a esa hora, estaba lista para abrir el baúl de sus recuerdos y por supuesto algunas fotografías de aquella época.

COMO EMPEZÓ EL DIF EN SUS OFICINAS ACTUALES

El DIF en ese tiempo era un organismo dependiente del municipio y la voluntad del alcalde, en este caso, Enrique Cano no escatimó recursos para que su esposa atendiera los temas de la familia.

-Cuando quemaron la presidencia municipal, yo no tenía oficinas y mi marido consiguió con el gobernador Enrique Cárdenas que me acomodara en el Centro de Desarrollo “Josefa González de Cárdenas -donde están las actuales oficinas del DIF- y ahí acondicionaron el edificio, que tenía lavandería, salones de corte y confección, así como dos jardines de niños. Ese fue el inicio de una institución que las esposas de los alcaldes han manejado a su manera.

-Le gustaría ir al DIF a ver como funciona, a dar una plática, un consejo. -No, mi tiempo ya pasó, fueron tres años de intenso trabajo muy bonitos que prefiero recordarlos como si fueran ayer, me responde.

Doña Bertha me enseñó a trabajar y junto con un gran equipo de colaboradores y voluntarias como la señora Alicia de Hanun, Choco Verastegui de Terán, Señora Humphrey,

DOÑA BERTHA Y DON ENRIQUE, SIEMPRE NOS APOYARON

Desde el primer momento de mi llegada al DIF recibí todo el apoyo moral y material de la señora Bertha del Avellano de Cárdenas. Así construimos 17 Jardines de Niños, comenzando por Congregación El Abra, Ejido El Triunfo No.2, Poblado Los Aztecas, ejido Emiliano Zapata y colonia Popular. Doña Bertha tenía siempre quiso bien a los mantenses al igual que don Enrique, el gobernador del Estado.

COMO CONSTRUYERON LA CASA DE LA CULTURA EN LA COLONIA MODERNA

La señora Águeda, como si fuera ayer, cuenta que Doña Bertha les dijo a cinco presidentas del DIF en el Estado, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Rio Bravo y Mante. Nos asigno recursos para hacer obra memorable en el municipio que no fuera Jardín de Niños, asilo de ancianos.
Fue así como empezamos a construir la Casa de la Cultura en la Colonia Moderna, luego la quitaron porque las presidentas que siguieron tienen otras ideas.

Ahí daban clases de pintura, recuerdo con cariño a la maestra Adela Piña, por su distinguida colaboración con el DIF, ella consiguió maestras que enseñaron a coser a máquina, bordado y tejido. Esa fue la última obra que hicimos antes de entregar la administración.

COMO NACIÓ LA ESCUELA DE EDUCACIÓN ESPECIAL

Sobre la escuela de lento aprendizaje empezó porque en la campaña de mi Marido -que en paz descansé- fui a una escuelita que tenían unos niños que recibían educación especial, me enterneció ver a esas criaturas en esa situación, le dije a mi marido, vamos hacer algo, y trajimos maestros especializados para que acompañen a esos niños y a sus Mamás para que puedan valerse por si mismos. Ahí nació la escuela, ubicada atrás del DIF, les preste dos salones que tenía disponibles, luego el Club Rotario ayudó mucho para crear la escuela de Educación Especial, como se conoce ahora.

La administración municipal que encabezó Enrique Cano González dejó un amplio legado material a los mantenses, claro con el apoyo del gobernador Enrique Cárdenas, ahí están los bulevares de entrada y salida a la ciudad, las pavimentaciones de las calles Morelos, Ocampo, parte de la Canales y el camino al aeropuerto que le pidió mi marido al director de Petróleos Mexicanos Jorge Diaz Serrano cuando vino a inaugurara la planta de PEMEX y el nuevo palacio Municipal.

Falta mucho por escribir sobre esos días aciagos que padeció el Mante en los primeros seis meses de 1978, pero eso será motivo de otro tema, por lo pronto, dejamos a Doña Águeda con sus recuerdos y nuestra gratitud por compartir su tiempo para abrir parte de su diario de vida que escribió a su paso por el DIF Mante. 

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Las ultimas