24.9 C
Ciudad Mante
lunes, diciembre 5, 2022

DOS CUENTOS

Debes leer esto

- Advertisement -spot_img

POR: VALENTÍN ORTÍZ REBOLLOSO

 ¿CON QUÉ AGUA?

-Este loco sí que ya me está asustando ¿No le pegaría el parvo virus…? Está hable y hable solo, ya le toqué la frente y los cuernos, y nada que tiene calentura…no le toco más para abajo , porque sí que se me vuelve hombre lobo… y puede que entonces sí que no se me duerme… voy a parar oreja para ver que tantas mentiras dice…

-Olvídate del lugar en donde se encuentra sepultado mi osario, te propongo, si es que en verdad me quieres, que no se te olvide ponerme un altar desde el día 31 del mes moribundo, que no  dejes que se seque el rosal blanco y que cuides al «Sombra» y si este un día también se te adelante, entiérralo al pie de mi cruz, porque siempre nos fue fiel. 

¿Por qué no me despertaste Pimponita? ya ves, que por haberme dormido sin bañarme, estoy sufriendo de insomnio y me imagino que soy ánima en pena que va saliendo de una laguna cienegosa y de fétidos olores.

-Pos no andabas errado en tus malos sueños, pos te hubieras tirado un baño al estilo gato… ¿Qué no ves que no hay agua en el pueblo? 

-¿Entonces no juntaste agua lluvia o estaba soñando que llovía? 

-¿Y con que tambo la recolectaba? ¡Si ni tambo para ello tenemos!  

-Serena, serena, no se me alebreste mi Pompis, tiene usted muchísima razón mi Pimponita, tiene   mucha razón, todo fue por serle leal al que se marchó… si no de Jefe de un departamento lo fuera, cuando menos de Recursos Humanos o de Parques y Jardines… pero nos fuimos con la finta y que fallan las prediciones… me fue igual que al América  y al Choriceros de los diablos rojos del Toluca… ya para la otra sí que agarraremos buen hueso ¡Ya lo verá mi Pomponia, ya lo verá…!

Mañana si Dios lo quiere, se me pone guapa, yo le ayudaré a ponerse los strechs y la playera de mi amigo Lula, la llevaré a tomarse un cafecito capuchino un panquecito a la obrera… duérmaseme  ya, que mañana será otro día… y si llega el agua muy tempranito me levanta ¡Ya tengo los botes preparados! Antes y ni se le ocurra no dejarme dormir, hábleme despacito que las ánimas o los duendillos en pena nos pueden escuchar…

-No sueñe irrealidades, el problema va pá largo mi «Cuerditas», sí que va pá largo… ¿Y lavó las charolas en donde come y toma agua «El Sombra»…?

-¿Y con qué agua las lavaba? Esas las usé para ver si juntaba agua ¿Qué no ve que también en mi «Sombra» pienso? 

-Ya usted, mi viejito también duérmase, ya mañana me cuenta bien el chisme… -¿Cuál chisme? -A poco cree que no me di cuenta que le llamó un alto funcionario, para reclamarle que no le haga caso a las mentiras  que por ai cuentan los culpables de la herencia maldita.

-Ya Pomponia déjame dormir… -Y no te vayas a comer los chichiliques del altar, que ya  conté muy bien los que quedan… te lo digo porque lo enlisté en el concurso de altares… ¡Por favor duérmete mamita!

LA CATRINA DE LA PLAZA (FRAGMENTO)

 No le clave la mirada por unos buenos segundos…

De hacerlo, soñará que es su propia sombra, que en todos los espacios que en su casa existen, a su lado camina o duerme.

A mí no me lo crea, me lo dijo en secreto mi comadre, que unos chavos que fueron a garcear eso le contaron y si piensa que estoy mintiendo ¡Ándele! Obsérvela por muchos segundos, unos 10 cuando menos.

El polisman que cuida ese altar en donde se encuentra esa catrina, mejor le da la espalda y sus ojos los pone con rumbo al kiosco o la iglesia para descubrir el vuelo, el graznar, de una lechuza. 

Ya me intranquilizó con su cuento Florinda… Por cierto ai le va otra… ¿Ya lo supo que en este pueblo nos convertiremos en Pez Diablo en Ajolotes, en tortugas de pantanos, otros y otras en sanguijuelas?

Artículo anterior
Artículo siguiente

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Las ultimas