24.7 C
Ciudad Mante
martes, septiembre 27, 2022

El otro ciclón Inés 

Debes leer esto

Por CONSUELO GONZALEZ DEL CASTILLO

ESCRITORA

Nunca imaginé que pudiera existir un huracán de escasos 70 cms. de altura, apoyado en dos diminutos pies de 11 o quizá 10.5 cms de largo. Sus sonidos no son muchos, sólo tres: Mamá, papá y abuela, con una cantidad incontable de decibeles que estoy segura podría averiar cualquier artefacto que osara medirlos… Con esos tres ruidos quienes estamos al pendiente de escucharlos sabemos lo que quiere decir: Dame, ten, no me gusta, yo voy, me quedo, tengo sueño, mírame, llévame, tráeme, cárgame, bájame, etc. Etc. Etc.                                                                                       

La impactante pregunta es: ¿Cómo es posible que ese huracán me pueda envolver en un torbellino de infinito amor haciendo que mi corazón vibre con solo escuchar el aire que sale de su pequeñísima nariz?                                   

Sentir en mi cuarto a las 7:45 de la mañana el zumbido de un viento cargado de amor y ternura hace que se me erice la piel. Por segundos entro en éxtasis, siento que estoy justo en el ojo del huracán y disfruto el instante de una infinita mirada verde-azul. Mi alma tiembla como tiembla el mundo con su presencia.                                                                

   En 1966 a mis escasos nueve años conocí la fuerza del Ciclón INÉS. Curiosamente hoy a mis casi 61 disfruto a mi Ciclón INÉS, la quinta de mis nietos.

Artículo anteriorDialogando
Artículo siguienteAgradecen al gobernador las pavimentaciones

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las ultimas