24.7 C
Ciudad Mante
martes, septiembre 27, 2022

Génesis vence cáncer y toca campana de vida en OncoCREAN del HGR No. 270 del IMSS en Reynosa

Debes leer esto

  • Los toques de la campana de Génesis se convirtieron en símbolo de apoyo y esperanza para pacientes, que luchan para superar el cáncer.

  • Recibió ocho ciclos de quimioterapia, y tres ciclos con medicamentos ciclofosfamida y topotecan, además de 30 ciclos de radioterapia

Entre aplausos, Génesis de 8 años tocó la campana de la vida al egresar del Centro de Referencia Estatal para la Atención del Niño y de la Niña con Cáncer (OncoCREAN) del HGR No. 270 de Reynosa, luego de vencer un cáncer de rabdomiosarcoma.

 Al respecto, la titular del IMSS Tamaulipas, doctora Velia Patricia Silva Delfín dio a conocer que tras concluir su tratamiento contra el cáncer en el OncoCREAN, Génesis es la primera niña que se beneficia del Centro de Referencia, toda vez que en la actualidad se trabaja para que los pacientes pediátricos incrementen su esperanza de vida.

En el mes de mayo del 2016, a Génesis se le diagnosticó el cáncer y acudió a sus estudios de evaluación, donde se observaron datos de su enfermedad, posteriormente se le otorgó tratamiento inicial y de vigilancia en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 25, de  Monterrey, Nuevo León; de agosto 2019 a abril 2020.

Génesis, con diagnóstico de rabdomiosarcoma, recibió ocho ciclos de quimioterapia, 30 ciclos de radioterapia y tres ciclos con medicamentos ciclofosfamida y topotecan.

Además se le han otorgado tomografías de evolución desde agosto del año 2018 a mayo del 2022, sin datos de actividad tumoral, por lo que en el mes de julio del 2022 mantiene remisión de la enfermedad.

 Por su parte, los padres de Génesis, Jovita Ornelas y el padre Noé Ibarra, agradecieron las atenciones que les brindó el OncoCREAN del HGR No. 270 del IMSS Tamaulipas, y a la UMAE No. 25 de Monterrey, así como a su personal médico, enfermeras y trabajo social.

Mencionaron que los toques de la campana de su hija han sido como los latidos de su propio corazón y se convierten en símbolo de apoyo y esperanza para pacientes, que luchan todos los días para superar el cáncer.

Para finalizar, la doctora Silva Delfín, indicó que “los aplausos que otorgó el personal del OncoCREAN a la niña al abandonar el HGR No. 270, fueron porque nunca se doblego durante el tratamiento y porque se le garantiza una mayor esperanza de vida”.

 

—oo0oo—

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las ultimas