35.1 C
Ciudad Mante
domingo, julio 3, 2022

Vida Diaria

Debes leer esto

- Advertisement -spot_img

El burro hablando de orejas… 

Por: Rosa Elena González

“El burro hablando de orejas”, es un dicho popular y hace referencia a las personas que juzgan dura y cínicamente lo que ellos mismos hacen.  

Viene a cuento la sentencia popular luego de ver la desfachatez con el que el dirigente estatal del PAN, LUIS RENE CANTU, critica el comportamiento violento de diputados en el congreso local cuando él, y en repetidas ocasiones, hizo lo mismo, actuó de manera violenta, increpó de manera arbitraria a sus compañeros legisladores.  

Dice el Cachorro CANTU que el Partido Acción Nacional reprueba la violencia que sus pares de Morena generaron en el congreso, el burro hablando de orejas, cierto es que los espectáculos que se han originado en el recinto legislativo de Tamaulipas son deprimentes, actos de pandilleros, pero el menos indicado para cuestionar es el “dirigente” del PAN pues ha dado muestra de violentar a sus compañeros y la institución.  

El dirigente, que solo ha dirigido a su partido a las derrotas y como legislador dejo mucho que desear dice que ese comportamiento, refiriéndose a lo ocurrido esta semana en el Congreso Local, de quienes tendrían que estar cumpliendo con su deber constitucional y responsabilidad con los tamaulipecos, no puede ser permitido, que los ciudadanos y los legisladores que sí están cumpliendo con su labor merecen todo el respeto, y lo dice como si él y sus compañeros sí cumpliera con ese compromiso.   

Insistimos, es muy reprobable lo que sucede en el Congreso local en esta legislatura, más lo ocurrido esta semana, pero CANTU no tienen ninguna calidad moral para cuestionar cuando él mismo ha sido parte de los disturbios que se han generado en el recinto legislativo.  

Y nada más porque el Cachorro no estaba presente los días de extrema violencia y represión en el Congreso Local sino ahorita fuera noticia nacional porque se duda que controlara su actitud. 

En fin, la situación es que para Ripley el “dirigente” del PAN y diputado local con licencia, no por mandato del pueblo si por obra y gracia de su partido, se atrevió a cuestionar a sus compañeros legisladores por los actos violentos ocurridos esta semana en el Congreso Local cuando él es el que menos tiene calidad moral para hacerlo, lo dicho, el burro hablando de orejas.  

 

 

- Advertisement -spot_img

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Las ultimas