18.8 C
Ciudad Mante
lunes, abril 22, 2024

Hipódromo Político

- Advertisement -spot_img

Debes leer esto

- Advertisement -spot_img

por Carlos G. Cortés García

“CACHORRO” CANTÚ: EL BRILLO DE LA AUSENCIA

El Partido Acción Nacional está atravesando por una crisis, desde que el pasado 5 de junio perdió la Gubernatura de Tamaulipas. Pero más allá de aprender de sus errores, el dirigente estatal, Luis René Cantú Galván, a quien le apodan “El Cachorro” no ha aprendido, y el más relevante de ellos, la soberbia. A estas alturas, parece que el diputado Cantú ya perdió la brújula. ¡Qué pena!

 

 Algo está ocurriendo al interior del Partido Acción Nacional en Tamaulipas. Y no debe ser cosa menor. Le platico que, al menos 70 militantes de ese partido, originarios del municipio de Ocampo, se apersonaron en la sede del Comité Directivo Estatal de ese instituto político en la capital del estado. Y hasta allí, aunque Usted no lo crea, presentaron su renuncia al PAN, tras asegurar que las políticas del presidente estatal del blanquiazul, Luis René “Cachorro” Cantú Galván, han perdido el rumbo y se ha olvidado de la militancia.

 

 Así lo aseguró Ernesto Servera Rodríguez, miembro activo de ese instituto político, quien señaló que entre quienes están renunciando a la militancia panista, se encuentran funcionarios del Ayuntamiento de Ocampo. Se asegura que al menos son 12 funcionarios municipales los que estarían presentando su renuncia al PAN, entre ellos varios regidores, así como el secretario de Turismo e incluso el secretario Particular del alcalde.

 

 “Éramos militantes del Partido Acción Nacional, y ya no lo somos más. Éramos militantes, simpatizantes, adherentes, pero el partido se ha alejado de su militancia. Y ya no defiende nuestros intereses. Hay una política equivocada», explotó Servera Rodríguez, frente a la oficina del propio dirigente del PAN Tamaulipeco.

 

 Servera Rodríguez, afirmó que decidieron acudir a la sede del Partido Acción Nacional para entregar un documento con las firmas de los renunciantes, asegurando que hay más militantes que no pudieron realizar el viaje pero que también se irán del partido. ¿A dónde? Bueno, pues esa es otra historia.

 

 Recordó Servera que la dirigencia estatal perdió primero muchos municipios de Tamaulipas y el Congreso del Estado, luego la gubernatura y ahora se encamina a perder la senaduría que se elegirá el próximo 19 de febrero, «pero sobre todo han perdido a las bases, la confianza de las bases y de la militancia en Ocampo». Y el presidente del PAN en lugar de atender y escuchar a los enojados militantes, brilló por su ausencia, evitó el diálogo y está permitiendo, y fomentando, que el partido se le deshaga entre las manos.

 

 

 

¿Sabrá de ésto el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza? ¿No es este el preciso momento de fortalecer las estrategias del blanquiazul rumbo a la elección federal del 2024? ¿Será acaso que el presidente del PAN de Tamaulipas está cansado y desgastado de andar en la política y “se merece” unas largas vacaciones”?

 

Porque la política obliga a quienes participan en esta actividad a estar alertas las 24 horas del día, observando al interior y al exterior de su organización política. Y muchos coinciden en que Cantú Galván está distraído, muy distraído, y está dejando ir problemas como el de Ocampo sin siquiera recurrir al diálogo, que es la herramienta de los políticos para solucionar los retos. Pero esto a Cantú Galván le pasa de noche. Las “deja ir por bobas” dijeran en mi pueblo.

 

 La política no es buscarles soluciones a los problemas con gritos y sombrerazos, sino buscar soluciones creativas que salgan de la inteligencia de los políticos. Y si hoy, hoy, hoy –como dijera Vicente Fox- no se pone las pilas y se aplica a trabajar, lo mejor sería que renunciara a la responsabilidad, hoy que todavía tiene tiempo de salir por la puerta de enfrente, aunque muchos piensen lo contrario.

 

 Al PAN no le sirve un dirigente ocioso. Ni a ningún partido político. Para que quieren los panistas un dirigente encerrado a piedra y lodo en unas frías oficinas que están perdiendo el calor de sus militantes. ¿O cómo para que se quiere un dirigente que vive extraviado y que pierde el tiempo y los recursos en hacer, sólo él sabe qué?

 

 Y que quede claro. No es esta una declaración destructiva. No. De ninguna manera. Es una crítica constructiva para que el PAN corrija el rumbo, aprenda de sus errores, porque en política lo peor que puede haber es un personaje que cobre como autoridad y que, simplemente, no vea y no escuche a sus militantes y a la sociedad, que es lo que está ocurriendo con Cantú Galván.

 

 

Recordemos a los alcaldes que estná envueltos en serios escándalos de corrupción, acusado de presuntos desvíos de recursos y de perseguir, política y judicialmente. ¿Habrá hecho algo el diputado Cantú para evitar el escándalo político, que finalmente le pegó a su partido? ¿Dialogo el todavía mandamás del PAN tamaulipeco con los involucrados para llegar a acuerdos y que siguieran trabajando en beneficio del pueblo? ¿O habrá obrado como acostumbra, que es posponer las audiencias por 5 o 6 meses, porque siempre tiene “cosas más importantes que hacer”?

 

 Y ojalá que “esas cosas más importantes” tengan que ver con hacer ganar a su candidata al Senado, Imelda Sanmiguel, quien hoy más que nunca requiere de los buenos oficios y mejores estrategias de su partido, para lograr una votación que le garantice el triunfo electoral el próximo 19 de febrero, lo que francamente no se ve en el horionte.

 

 Ojalá y este sea el escenario, porque de perder la elección, sería mejor que dejara el partido, un organismo político que tenía un futuro prometedor y que bajo su dirigencia ha dado bandazos espantosos, derivados de un carácter personal que en lo político no le ayuda en nada y con decisiones que han puesto al PAN de Tamaulipas arrodillado frente a sus adversarios.

 

 

 

Por cierto, y hablando del “Cachorro”, el personaje actúa en política de manera acorde a su sobrenombre. Ayer en Tampico, durante la plenaria del PAN, con puro personaje de ligas mayores, a quienes hay mucho que aprenderles, durante su discurso Cantú Galván salió con una “cachorreada”, que dicen quienes lo escucharon, “bienvenido al caso”, al decir que el alcalde anfitrión de la reunión, Chucho Nader, había dado casi un informe ante los diputados federales panistas.

 

 Este absurdo comentario, por no llamarlo de otra forma, es del mismo tamaño que la envidia del dirigente, que no líder, estatal del PAN, al ser un eterno perdedor, lo que seguramente, si las cosas siguen como van, refrendará el próximo 19 de febrero, cuando se quiere comparar con un presidente municipal que, desde que arribó al poder en el Puerto Jaibo, no ha dejado de aparecer en los primeros lugares de las encuestas. Y con quien lamentablemente, el “Cachorro” no tiene ni punto de comparación.

 

 Porque más allá de las encuestas, Cantú Galván tendría que tomarse el tiempo para salir a preguntar a los ciudadanos tampiqueños que opinan del trabajo del alcalde Nader, como es el municipio que hoy habitan, en que aspectos ha cambiado, y porque se encuentra entre las 5 ciudades con mejor percepción de mayor seguridad de acuerdo al estudio del INEGI de diciembre de 2022.

 

 Porque, aunque soñar no cuesta nada, en su vida “Cachorro” será presidente municipal de su natal Reynosa, al no tener ni la capacidad ni la experiencia ni el timing para encabezar una campaña. Saliendo del PAN, que hay quienes ruegan porque sea pronto, “Cachorro” se habrá de ir al ostracismo de la historia.

 

 O cómo dice en mi pueblo, el “Cachorro” tuvo un terrible resbalón que lo llevó directo hasta donde “las arañas tejen su nido”. ¿Qué pensará Marko Cortés del diputado “Cachorro” ante todos sus dislates? Sería interesante saberlo.

 

  1. 1. Muchas son las voces que acusan que el candidato del Partido Verde Ecologista de México al Senado de la República, Manuel Muñoz Cano, estuvo en la región cañera de Tamaulipas reunido con el ex candidato de la Coalición Va por Tamaulipas al gobierno del Estado. Y por si fuera poco, ahora lo acusan, también, de haberse distanciado de su ex jefe, el ex gobernador Eugenio Hernández Flores, con lo cual estaría firmando su sentencia para una derrota segura el próximo 19 de febrero en la elección extraordinaria para Senador de la República. Muchas aspiraciones y mala estrategia.

 

 Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en Twitter @MXCarlosCortes.

 

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Las ultimas

- Advertisement -spot_img