15.1 C
Ciudad Mante
miércoles, febrero 1, 2023

¡¡PLAGIO DE TESIS!!

Debes leer esto

(Me acusaron de este vergonzoso delito)

“¿Podemos ser tan simples, tan iguales, tan ignorantes, tan fácilmente manipulables?” Tengamos cuidado: VICO

El comentario de moda es el plagio de tesis que una ministra de la SCJN ejecutó para obtener su título profesional. En otras palabras, más simples: copió el trabajo realizado por otro abogado. Ahí dejo el comentario.

Ya saben, siempre anduve desfazado en relación con los tiempos en que debí cursar mis estudios. La secundaria, la preparatoria y la universidad las hice con retraso de 10 años, es decir, debí egresar a los 22 años y lo hice a los 32. Lo normal y lógico es que hagas tu tesis y examen profesional de inmediato. Yo lo hice 30 años después. Aquí les platico lo que me pasó.

Resulta que, a los seis meses de haber terminado el 9º semestre de la carrera de Contador Público, me nombraron Sub-Gerente de la Embotelladora de Tampico. Mi prioridad fue hacer el mejor papel posible en mi trabajo. Eso retrasó la elaboración de tesis y de la presentación del examen profesional.

En 1985 me designaron Gerente General de la Embotelladora de Poza Rica, ahora si me propuse hacer el esfuerzo de hacer tesis y posteriormente el examen. Hice el esfuerzo y concluí la tesis, la hice sobre Mantenimiento Preventivo y Correctivo del Equipo de Transporte de una Embotelladora de Refrescos. Terminado lo presenté en la Facultad de Comercio de Victoria y esperé instrucciones. La resolución fue: No hemos aceptado su tesis, pues usted ha “plagiado” el contenido de los manuales de su organización. 

Alguien que trabajaba en la Embotelladora de Victoria y daba clases en la Facultad (No diré su nombre ni sus motivos), dio información falsa sobre la originalidad del trabajo por mi realizado, mismo que a la postre se convirtió en el Manual Oficial de Mantenimiento, que a esas fechas no existía. Presenté pruebas suficientes de originalidad y las autoridades cambiaron su decisión y dieron autorización para que yo presentara mi examen profesional.

Mi molestia era tal que decidí nunca de los nuncas hacer mi examen. Mis patrones sabían de mi honestidad y conocimientos. Mi desarrollo en la empresa lo probaba.

Así pasaron 30 años y yo trabajé siempre sin título. Nunca firme ningún documento al que yo le haya inscrito CP antes de mi nombre, pues yo no había, por decisión propia, obtenido ningún título.

Al jubilarme en 2010, mi esposa, me exigió la obtención del título correspondiente. Obedecí la orden, hice el trámite, me presenté en la fecha otorgada y ante la presencia de Lupita y el equipo de Sinodales designado hice el examen respectivo.

Ninguna pregunta técnica. Solo platicamos sobre mi historia de vida y laboral, de los puestos que poco a poco fui escalando, de mis hijos de mis nietos, de mis logros pues. Preguntaron mucho, reímos mucho y al final a uno de los sinodales que no había preguntado nada le dijeron; ¿No quieres preguntar algo? No contestó, solo quiero decir que es el mejor examen profesional que he presenciado y lo he disfrutado como pocos eventos en mi vida.

Así pasó todo.

Un abrazo para mis amigos en FACE, ECO Y 12 HORAS

 

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Las ultimas