18.1 C
Ciudad Mante
viernes, septiembre 30, 2022

DIPUTADOS MORENISTAS DE TAMAULIPAS: ¡DESESPERADOS!

Debes leer esto

Hipódromo Político

por Carlos G. Cortés García

  • El expresidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Tamaulipas, Armando Zertuche Zuani, busca a como de lugar tratar de recuperar lo que él cree que es suyo, visto desde una óptica patrimonialista, premisa bajo la cual usó el presupuesto del poder legislativo a su antojo.

Para nadie es un secreto que los legisladores morenistas al Congreso de Tamaulipas, y en general quienes han surgido de este partido político, andan verdaderamente desesperados: hacen todo lo que pueden para tratar de llamar la atención de los tamaulipecos de cara al proceso electoral del próximo mes de junio en donde, como dicen algunos, no está en juego sólo la gubernatura de Tamaulipas, sino mucho más: el futuro de este gran estado.

El ex secretario general del Congreso de Tamaulipas, con Armando Zertuche, encontró acomodo como gerente de las galerías de MORENA.

Y, discúlpeme lo que le voy a decir, pero quieren aprovechar hasta el último espacio para dejarse ver y ahora, Armando Zertuche Zuani, además de leguleyo improvisado ya se convirtió en consumado editorialista. Insisto, el reynosense está haciendo todo lo que pueda hacer para tratar de recuperar lo que perdió. Pero no lo que perdió el Movimiento de Regeneración Nacional. No, por supuesto que no. Zertuche está desesperado por recuperar lo que perdió él, porque este sujeto pensó que el Congreso era su patrimonio personal, y por eso trató con la punta del zapato a los medios de comunicación, a los empleados del Congreso, llegando al grado de abusar y ofender a sus compañeros legisladores a quien Zertuche miraba por abajo del hombro. En pocas palabras, este remedo de psicólogo se sintió Dios y obró en consecuencia.

De acuerdo con colaboradores cercanos de este sujeto, su mente ya andaba en 2028 y se veía sentado en la oficina principal del Palacio de Gobierno, tras haber ganado la presidencia municipal de Reynosa y la elección para gobernador de Tamaulipas. Pero, como dice el tremendo Víctor Trujillo, Brozo: “Lástima Margarito”. Su mal proceder con todos en el Congreso lo condujo a que sus propios compañeros de bancada, lo acusaran de prepotente, arbitrario y misógino y, como dicen en mi pueblo, con dos yemas lo mandaron de puntitas… a su triste realidad.

Porque no fueron ni los priístas ni los panistas, sino los propios compañeros morenistas quienes despreciaron el mal comportamiento de Armando Zertuche, quien sigue ciclado en hacer campaña, cuando debió privilegiar el trabajo legislativo. Y es que, reitero, este señor sueña que por sus ojos de color se merece ser gobernador de Tamaulipas. Y no quiero ni imaginarme a este remedo de reyezuelo gobernando Tamaulipas, cuando no tuvo ni la capacidad profesional ni política para coordinar los trabajos legislativos, y convirtió el Congreso en un verdadero circo romano, en donde hasta lucha de fieras había.

Zertuche dejó un pésimo precedente al frente del Congreso. No aprendió de los anteriores presidentes de la Junta de Coordinación Política, quienes hicieron mucho trabajo pensando más en Tamaulipas y menos en aspiraciones personales, lo que significa que se entregaron con pasión a sus tareas legislativas. Ahí Felipe Garza Narváez, quien hubiera sido un magnífico presidente del Congreso, si MORENA hubiera tenido la visión de invitarlo a participar. Ahí también, Glafiro Salinas Mendiola, quien entregó a su sucesor, Gerardo Peña Flores un Congreso ordenado y con resultados del trabajo legislativo. Ahí, Carlos García González; ahí también Ramiro Ramos Salinas y Gustavo Torres Salinas, quien después de una muy buena labor legislativa, salió a ganar la presidencia municipal de Tampico.

Y puedo seguir apuntando nombres y más nombres de quienes lograron entender que el Congreso de Tamaulipas es un patrimonio de los tamaulipecos y no un patrimonio personal, como ocurrió en este brevísimo pero sustancioso periodo, en donde Armando Zertuche hizo trizas y convirtió en una vergüenza nacional al Congreso del Estado de Tamaulipas, a tal grado que Zertuche cayó de la gracia del presidente López Obrador por una actitud tan soberbia como estúpida que terminó con supremacía de MORENA, el partido presidencial, en el Congreso de Tamaulipas.

Y también el presidente nacional de MORENA, Mario Delgado, se enmuinó por la terrible labor, escandalosa y nada escrupulosa, a quien tras la borrachera por el poder legislativo le llegó la cruda que lo debió haber puesto los pies en la realidad, lo que no ha ocurrido.

Ahora, anda llora que llora por los rincones pidiendo la desaparición de poderes en el estado, lo que no habrá de ocurrir porque Zertuche no tiene ni la menor idea de lo que eso significa y no sabe el daño que una desaparición de poderes en Tamaulipas infligiría a la sociedad y a la economía del estado. Pero como lo que Zertuche intenta es cobrar venganza, las consecuencias de sus insanos deseos es lo que menos le interesa a este mentecato.

Y es a tal grado irresponsable, que en una declaración desafortunada en el Congreso, Zertuche asumió que sabe, bien que sabe, que la desaparición de poderes no habrá de ocurrir porque no hay condiciones para tal acción. Pero sabe que, su víscera no le perdonaría, no intentar lo que pueda para desprestigiar a Tamaulipas y cobrar venganza por lo que él considera una afrenta a su persona, a su orgullo y a lo que él consideraba su patrimonio personal, que obvio no lo es.

Lo bueno es que este señor en menos de seis meses de vida pública en Tamaulipas, se dio a conocer de cuerpo entero: enseñó sus filias, sus fobias y sus frustraciones, y lo que es peor, sus debilidades. Y yo insisto, a Zertuche deben llamarlo a comparecer para que declare lo que sabe, todo, del caso de los hermanos Carmona, trama política-electoral que, aparte de a Zertuche en las próximas semanas habrá de salpicar a otros personajes marrones de la vida política de Tamaulipas. Tiempo al tiempo, ya nos daremos cuenta.

A la desesperación de Zertuche, se suma la de Úrsula Patricia Salazar Mojica y algunos otros personajes, no todos claro, pero lo que se sintieron consentidos de la administración del de los ojos claros, que reitero, no son muchos, buscan apoyar a este “intento de líder” hoy caído en desgracia, por su poca capacidad política y operativa. ¿Se equivocó MORENA con Zertuche? Por supuesto que sí. Zertuche fue el peor personaje que pudieron impulsar a la JUCOPO.

  1. Lo que realmente me dio mucho gusto fue saber que Ausencio Cervantes Guerrero, quien fuera secretario general del Congreso durante la efímera gestión de Armando Zertuche Zuani, no se quedó sin empleo. Y es que en estos tiempos batallar por falta de trabajo, afecta a las personas, y mucho.

Y si usted quiere saber a que se dedica el buen amigo Chenchito, Chanchito para los cuates, le diré que de ser secretario general del Congreso, ahora Zertuche lo designó gerente de galerías en el mismo recinto legislativo.

¿Cuál es su chamba? Chenchito se encarga de pastorear a los protestantes, quienes protestan, claro, en contra de la autoridad legalmente constituida del Congreso de Tamaulipas. Chenchito les pasa lista, los vigila, los asesora y, yo me imagino, les da su apoyo al final del turno. Porque si algo han demostrado Zertuche y sus secuaces, es que saben mover a la masa, bueno no tan masa, pero si saben acarrear al Congreso para que les ayuden a gritar barbaridades, como si el Congreso no fuera cuestión de un trabajo serio, responsable y comprometido, términos de los que ellos no saben.

Mucha suerte a Chenchito y que no se olvide que en mayo se debe pagar el reparto de utilidades por los tres meses que estuvo en el Congreso durante 2021, porque la gerencia de galerías que ocupa en 2022, el reparto de utilidades se le entregará hasta mayo del 2023.

  1. Para Armando Ortega, presidente del Comité de Minería de la Cámara de Comercio de Canadá en México, el mensaje que da el gobierno mexicano con los cambios a la Ley Minera es que en cualquier momento, y de un plumazo, puede cambiar las reglas del juego, con la posibilidad de que más adelante se puedan incluir otros minerales.
La reforma a la Ley Minera del presidente Andrés Manuel López Obrador, seguramente va a traer amparos y más dolores de cabeza al titular del ejecutivo federal, y no generará mayor riqueza, por lo menos en el corto y mediano plazo.

Tras estos cambios a la Ley Minera, a Ortega le preocupa la falta de certeza jurídica en el país, y como no se incluyó en el texto del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, el uso exclusivo del litio para el gobierno, al no estar presente, va contra dicho acuerdo. Tampoco está el tema del litio en el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, ni en el tratado con Europa.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en Twitter @MXCarlosCortes.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las ultimas