27 C
Ciudad Mante
lunes, octubre 3, 2022

LA DESAPARICION DE PERSONAS NO ES UN TEMA NUEVO

Debes leer esto

De Primera…. La Dama de la Noticia

Por Arabela García… 13 de abril de 2022

  • MEXICO DEBE ABANDONAR LA MILITARIZACION DE LA SEGURIDAD PÚBLICA.

  • LA GUERRA CONTRA LAS DROGAS, MULTIPLICO LOS GRUPOS CRIMINALES.

El tema de las mujeres, hombres, niños y demás desaparecidos en todo el país es un área bastante delicada para las  autoridades y aunque saben cuál es el móvil y quienes están detrás de todo esto, la realidad es que ninguna estrategia de los últimos 20 años ha sido la correcta.

Todo lo contrario a lo que los mexicanos quisiéramos cada día se vuelve México más inseguro, el respeto a la dignidad y seguridad de las personas se ha perdido. Desde hace tiempo los expertos de otros países, se han dado a la tarea de opinar y estudiar los fenómenos que generan este problema.

El tráfico de blancas, el tráfico de órganos, el tráfico de drogas eran temas tabú hace apenas socialmente hablando porque han generado la desaparición de personas.

En México, la desaparición de personas no es un fenómeno nuevo, data de las décadas de los 60 y los 70 como parte del régimen autoritario del PRI.

Durante esos años, se gestaban diferentes movimientos sociales que comenzaron a ser reprimidos por parte de las autoridades a través de las fuerzas armadas (Dirección Federal de Seguridad, la Brigada Blanca y demás cuerpos paramilitares, así como el ejército mexicano.

Estos movimientos sociales, estudiantiles, indigenistas y campesinos, así como las guerrillas, fueron reprimidos por el Estado a lo largo del país, principalmente en los estados de Guerrero y Chihuahua, destacando entre los delitos cometidos el de desaparición forzada.

Es importante señalar que la mayor parte de las personas desaparecidas no solo eran hombres, sino que quienes denunciaron públicamente este delito de Estado también fueron hombres, compañeros y militantes de los movimientos sociales de la época. La incipiente denuncia pública en esos años fue realizada por ellos, sin embargo, con el paso del tiempo la búsqueda de las familias abrió la posibilidad de organizarse y que la lucha y la exigencia fuera realizada principalmente por mujeres.

Fue en la década siguiente cuando se empezaron a configurar movimientos que tendrían la participación de cada vez más mujeres, entre ellas, las familiares de las personas desaparecidas.

En 1977 surge el Comité Pro-Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos de México conocido posteriormente como el Comité Eureka, fundado por Rosario Ibarra de Piedra, madre de Jesús Piedra Ibarra desaparecido en Monterrey en abril de 1975.

Este brevísimo recuento de la dinámica de las desapariciones contrasta con lo que actualmente constituye la búsqueda de personas desaparecidas y de quienes se dedican a ésta.

En el año 2000, México vivió un momento de alternancia política, iniciando con la administración de Vicente Fox Quezada y seguido por la de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), este último sexenio se caracterizó por una política de seguridad nacional tendiente al combate del tráfico de drogas y al desmantelamiento de las organizaciones criminales

Esta “guerra contra las drogas” no solo no detuvo su trasiego sino que generó la fragmentación y multiplicación de los grupos criminales que pugnaron entre sí para conservar el poder o para recuperarlo, además potenció la capacidad de distribución de droga hacia otros países, aumentó la violencia dentro del país y dicha violencia dejó una estela de más de 70 mil personas asesinadas y más de 26 mil personas desaparecidas, muchas de ellas denominadas como daños colaterales.

El sexenio de Felipe Calderón marcó un cambio significativo en la dinámica de las desapariciones, de tal suerte que el combate al crimen se convirtió en un arma contra la ciudadanía, afectando principalmente a las juventudes.

El comité de expertos independientes que visitó el país para documentar la situación de las desapariciones forzadas cree que la estrategia para combatir la delincuencia ha sido “insuficiente e inadecuada”

El Comité contra las Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas ha instado a México a abandonar “de inmediato” el enfoque de militarización de la seguridad pública en el país.

El grupo de expertos independientes que visito México en noviembre e visitó México  ha señalado este martes que la estrategia implementada desde los años noventa y aún vigente ha sido “insuficiente e inadecuada” para la protección de los derechos humanos.

“Las recientes reformas normativas no escapan a esta tendencia”, ha indicado la presidenta del comité, Carmen Rosa Villa Quintana, en una conferencia de prensa virtual desde Ginebra (Suiza). El informe presentado resalta que la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió 162 recomendaciones a las secretarías de la Defensa (Sedeña) y la Marina por violaciones graves a los derechos humanos; 15 estaban relacionadas con desapariciones forzadas.

“La permanente participación de la Fuerza Armada” en las labores de seguridad pública en México “permite poner en duda” su respeto a “los estándares constitucionales e internacionales en materia de derechos humanos y seguridad ciudadana”, señala el informe.

La Sedena y la Marina se encuentran entre las cinco autoridades federales con mayor número de recomendaciones en trámite ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), de acuerdo con el informe, y la Sedena y la Guardia Nacional figuran entre las diez autoridades señaladas con mayor frecuencia en los expedientes de presuntas violaciones a los derechos humanos.

Ante esta situación, Villa Quintana ha señalado la necesidad de “fortalecer a las fuerzas civiles del orden” y de poner en marcha un plan de retiro “ordenado, inmediato y verificable” de los militares de las tareas de seguridad pública.

SUGERENCIAS Y COMENTARIOS arabelagarcia01@hotmail.com

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las ultimas