24.7 C
Ciudad Mante
martes, octubre 4, 2022

Mis Comentarios

Debes leer esto

¡¡AFILANDO EL SERRUCHO!!

(Auto renovación de la persona)

“Después de varios retrasos, me di cuenta donde estaba mi error, no le eche filo al serrucho”: EL MAISTRO AQUINO (Ayudante de mi abuelito)

Mi abuelo Julián era carpintero. Cuando yo era pequeño lo veía todas las mañanas afilando su serrucho, su garlopa, sus formones y todas aquellas que eran cortantes. Dedicaba no menos de media hora en este “menester”. Varias veces me dijo: “Las herramientas bien afiladas, hacen buenos muebles” y era cierto. Los cortes que hacía en la madera eran finos, no dejaban astillas. Su cepillo dejaba tablas lisitas. Me tocó ver como un cepillo mal afilado dejaba marcas en la madera que se estaba moldeando. Tenía razón.

El líder, como ser humano, (y todas las personas) y todos sus colaboradores por igual, deben constantemente afilar sus herramientas. A que herramientas me refiero, a las únicas que tiene, su mente, sus manos, en fin, su cuerpo.

La preparación física y mental debe ser constante. La lectura será imprescindible. Todos los temas son importantes. Adelantos sobre administración y liderazgo, nuevas técnicas, nuevas teorías deben ser sometidas a análisis e incorporar lo relevante en sus métodos. Su cuerpo también requiere cuidado disciplinado y constante. Un líder que no se ejercita, pronto dejará de tener la energía necesaria para realizar con efectividad sus funciones. No se puede quedar sentado mucho tiempo, so pena de caer, tarde o temprano, en desgano o mal humor, estados de ánimo que son mortales para la organización.

A partir de los doce años, trabajando en talleres mecánicos, de soldadura, de electricidad, barriendo, trapeando y lavando fierros aprendí lo difícil que es hacer estas funciones casi con las puras manos. Pero también tuve maestros que me enseñaron lo contrario (mis maestros Don Miguel Ramírez, Don Aurelio Núñez Peralta, El Zorro César Juárez, El Maestro La Guayaba) y que caían casi en obsesión por el buen estado y limpieza de las herramientas.

Por ello, si queremos ser el ejemplo de las gentes que dirigimos, nunca dejemos de prepararnos. Es casi obligatorio que nosotros siempre estemos a la vanguardia y ser ejemplo viviente de renovación. Un líder debe ser y parecer líder, debe verse fuerte, seguro de sí mismo. Y si, debe mantener una apariencia física agradable, si es bonito o feo no importa, lo importante es la pulcritud. 

Si nuestra mente y nuestro cuerpo no están afilados, nuestro funcionamiento será de baja calidad. Prepárese, ejercítese. No desmaye, sea disciplinado y constante. Verá que el éxito es mucho más fácil así.

¡¡NUESTROS MÉDICOS SIEMPRE TIENEN SUS EQUIPOS LISTOS PARA ENTRAR EN ACCIÓN, SON NUESTROS HÉROES!!

Un abrazo para todos mis amigos de FACE, ECO Y 12 HORAS

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las ultimas