26.7 C
Ciudad Mante
sábado, marzo 2, 2024

Vida Diaria

- Advertisement -spot_img

Debes leer esto

- Advertisement -spot_img

Ni se ven todos los que van, ni todos los que se ven irán…

Por Rosa Elena González

 En la antesala de la elección de candidatos en cada uno de los partidos políticos aparece un montón de acelerados, unos anunciando que se medirán en el proceso, otros asegurando que aparecerán en la boleta electoral el próximo año. 

 Nada tienen seguro, cierto es que de todos los que ya se andan promocionando son pocos los que realmente tienen posibilidades de que sus partidos les tomen en cuenta para hacer sus sueños realidad. 

 Con un añadido, uno que otro que están totalmente seguros de que si aparecerán en la boleta electoral aun ni aparecen en encuestas ni periódicos, los motivos solo ellos los sabrán, pero puede ser que sea para no desgastarse anticipadamente. 

 Desde legisladores federales y locales, alcaldes, funcionarios de los tres órdenes de gobierno ya andan haciendo campaña, disfrazada, pero al fin y al cabo campaña, porque eso de que le pongan en los espectaculares anuncios de algún medio de comunicación, o a los anuncios de letritas chicas diciendo que es mensaje solo dirigido a la militancia, es una farsa. 

 Si realmente los aspirantes a candidatos de tal o cual partido político quisieran llevar mensaje solo a los militantes de sus institutos políticos, no andarían haciendo eventos públicos o publicitarse abiertamente a toda la gente, pero bueno, la autoridad electoral solo ve y calla y ellos o ellas aprovechan la indolencia del árbitro. 

 Los que no tienen cargo en alguna dependencia de gobierno, quizá ni partido político o perro que les ladre, pueden tener más libertad de andar en la calle o promocionarse, incluso los legisladores, pero lo que llama la atención es que personajes que aún se desempeñan en un cargo público, no de elección popular, se promocionen abiertamente cuando les está prohibido. 

 Luego vemos que algunos aspirantes a candidatos, con cargo en alguna administración, aseguran que solicitarán licencia a sus cargos para participar en el proceso electoral cuando en lugar de mencionarlo debieron actuar y desde hace algunos meses. 

 Que alguien les explique que lo que deben es renunciar a cargos públicos para participar en el proceso electoral, ya si pierden y les quieren reincorporar al mismo puesto será otro cantar, pero para irse a hacer campaña deben renunciar. 

 Quienes deben solicitar licencia, porque sus cargos son irrenunciables, son los legisladores, ellos tranquilamente si pierden la elección regresan a su lugar, enojados quizá, pero pueden cobrar otros meses a menos que otro preponderante se los impida, aun así, seguirán siendo legisladores con licencia. 

 En fin, la situación es que cada día se saturan más los espacios públicos y redes sociales de publicidad de aspirantes a candidatos, unos con posibilidades otros, como dijera don JUAN, se hacen locos solos. 

 Se valen de todo para hacerse notar, espectaculares, cintillas y demás, lo hacen con excusas muy trilladlas, letritas chicas diciendo que es dirigido a la militancia de sus partidos, publicidad engañosa pero que es expuesta a todo público. 

 Realmente varios de los que van, ni siquiera en espectaculares están, pero hacen campaña subterránea, directa al electorado, de tierra, en territorio que a fin de cuentas es efectiva. 

 Concretando, para la contienda electoral que se avecina, en espectaculares o cintillas de medios de comunicación, no se ven todos los que, si irán, y los que van aun en esos medios no están. 

Correo.-vida.diaria@hotmail.com, Twitter@VidaDiaria1 

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Las ultimas

- Advertisement -spot_img