25.2 C
Ciudad Mante
jueves, septiembre 29, 2022

Mis Comentarios

Debes leer esto

Por: Pepe Izaguirre

¡¡CINCUENTA AÑOS!!

(Todos cocidos a pespunte, 1972/2022)

“Si quieres salvar tu matrimonio siempre debes observar: La tolerancia, la cordialidad y el respeto. Por supuesto, el trabajo es sumamente importante”: SOCRATES

Muchas urgencias disimuladas, rutinas rotas, sueños incumplidos que al recordarlos me ponen la carne de gallina. Solo me recompensan las alegrías de las almas que hice soñar entre mis brazos. Lo siento, se, bien que se, que un día fui y sigo siendo para alguien, una palanca, un paño de lágrimas, alguien que los ha hecho reír. ¿También príncipe azul?, creo que sí. 

Durante esos cincuenta años he ido, primero solo, pero luego en bola, del Limón al Mante, de ahí a Tampico y de ahí con Coca-Cola a todo el mundo. Pero mis mejores faenas las cubrí en la cancha de fut-bol del Limón y en la plaza municipal de Altamira, esa de la alegre canción. En esa cancha, bajo el sol, en esa plaza, bajo su luna, que estoy segura en los mismos astros, obtuve muchas victorias y éstas me trajeron muchos trofeos. Esas canchas, me dieron una esposa (que yo entronicé como mi Reyna) y esa esposa me regaló tres preciosidades y esas preciosidades me obsequiaron cuatro “perritos” que son todo mi querer.

Durante todos esos años he ido guardando en mis baúles muchos regalos. Son escritos, cartas, dibujos de mi esposa, de mis hijos, de mis nietos y por supuesto de mis padres. Bastantes, suficientes para hacerme feliz. 

Mi esposa (Mi Reyna Lupita) y yo, al principio, vivimos una época de mucho trabajo, de bastantes sacrificios. Si algo nos salió bien, es gracias al trabajo incansable y al apoyo que siempre recibí de ella.

Por supuesto esos cincuenta años no hemos estado solos, Dios siempre ha estado ahí, mis padres y mis suegros también, las dos familias estuvieron listas para otorgarnos su apoyo. Todavía están ahí. Algunos nos acompañan en espíritu, los veo, los oigo reír, los veo y oigo aplaudir, están alegres, están aquí, vamos bien suegros, vamos bien papá y mamá.

Gracias a Dios, a mi familia, a ustedes que están aquí, hasta ahora, hemos podido hacer una buena faena. Solo lamento que nuestros padres, por razones de la vida misma, solo puedan acompañarnos en espíritu. 

Debo muchos besos, muchos abrazos, muchos saludos, muchos apoyos, pero aún queda tiempo. Ojalá pueda pagar algunas deudas que todavía me quedan por ahí. 

Lupita y yo seguimos aquí para nuestros hijos y para nuestros nietos. Todavía nos queda un poco de gas.

Es obvio que ya no espero volver a tocar el balón, pero si quiero recuperarme para bailarme una que otra salsa o cumbia por ahí con mi Lupita. En fin, los abrazo con todo mi corazón. 

Gracias Florecita y Emmanuel, gracias, Manolo y Emiliano por esta gran celebración. Los amamos con todo el corazón. Y a Junior, Linda, María José y Ana Paula que ahí están, gracias por el video de felicitación.

Un agradecimiento para todos mis amigos y sus familias, mis colaboradores, mis equipos de trabajo que aportaron todo su esfuerzo para que a mí me fuera bien. También les entrego todo mi cariño.

Un abrazo para mis amigos de FACE, ECO Y 12 HORAS

 

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las ultimas