24.8 C
Ciudad Mante
domingo, julio 14, 2024

PRESENTACIÓN

- Advertisement -spot_img

Debes leer esto

- Advertisement -spot_img

POR: CARLOS ACOSTA

Buenas tardes.

Muchas gracias al R. Ayuntamiento de El Mante, presidido por el arquitecto Edgar Noé Ramos Ferretiz, y a la maestra Irma Cuéllar Arizmendi, directora de la Galería de arte “Ramón Cano Manilla”, por el apoyo para estar, aquí y ahora, en esta celebración. 

Porque estar cerca de un poeta es, ya de por sí, una celebración. Un poeta que, según sus propias palabras, tenía mucha ilusión por venir a nuestra ciudad. Su nombre es Federico Fernández, y viene del Matamoros fronterizo. Bienvenido sea. 

Trae como equipaje, además de una vida dedicada a su Notaría Pública y a la escritura, un manojo de poemas a los cuales ha titulado, Letras de puertas abiertas. Título, sugerente, donde quizás quiere decir que sus textos son, o pretenden ser, volátiles, autónomos, con vida propia. 

Porque Federico Fernández, sabe que los poemas no dicen verdades ni mentiras, que cantan a la manera de los pájaros en los árboles y cuentan como hacen los libros sagrados. Intuye que sus letras buscan dentro de la gente, dentro de las nubes, de las piedras. Y que a veces encuentran. Y no delatan lo que ven, salvo si él las escribe. Que no dan llave de candado alguno ni clave de salida para ningún laberinto. 

Adivina que lo más probable es que esas letras de puertas abiertas, conduzcan por los caminos del perderse, de donde, por cierto, está a medio paso la locura de ser libres.

Nuestro célebre invitado ha sido publicado en diferentes Antologías, entre otras la del año dos mil diecisiete por el Congreso Internacional Cien Poetas en Toluca, de la cual guarda entrañables recuerdos. Es, además, lector invitado frecuente en los Encuentros binacionales en la ciudad fronteriza de la cual procede y en el Valle de Texas. Y actualmente funge como Director del sistema bibliotecario municipal.

Lee poesía. Escribe poesía. Viaja, como es el caso ahora, en alas de sus propios poemas. Mucho de lo que es, como ser humano, nace y permanece en sus textos poéticos. Sus vivencias, proyectos, ensueños, su cotidianidad, se funden en su escritura. Asume que la poesía no sólo es una manera de escribir, sino más bien y, ante todo, un estilo de vida. 

Muchas gracias también a ustedes que han venido a escuchar. Un escritor, para cerrar el círculo del ejercicio literario como tal, necesita de lectores y requiere de escuchas. ¿Quién se atrevería a negar que una palabra, hoy dicha por el poeta, tocará las fibras más sensibles, de más de uno, de quienes lo escucharemos? ¿Quién permanecerá indemne luego de una experiencia como ésta? 

Leer poesía no es un acto banal; escucharla, menos.

Enhorabuena querido amigo. Estás en tu casa. Comparte pues, la luz tu palabra. 

Muchas gracias. 

Carlos Acosta. Septiembre 2023.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Las ultimas

- Advertisement -spot_img