23.2 C
Ciudad Mante
lunes, julio 15, 2024

Hipódromo Político

- Advertisement -spot_img

Debes leer esto

- Advertisement -spot_img

VICTORIA NO MERECE SER GOBERNADA, OTRA VEZ, POR UN PAYASO

por Carlos G. Cortés García

        Este 2024 será renovado el poder ejecutivo municipal en la capital de Tamaulipas y, los ciudadanos, tenemos el derecho y la obligación de pensar bien, muy bien, el sentido de nuestro voto, porque Ciudad Victoria no se merece tener un alcalde payaso, como ya lo vivimos, hace poco, alcalde que por cierto no hizo nada por la ciudad y su gente, pero sí le dejó un terrible boquete económico, mientras que bailaba como distractor.

 

Para este proceso electoral que viene, los diferentes partidos políticos están calentando motores en precampañas que, en algunos casos, no son del todo parejas, ya que algunos de quienes aspiran o serán candidatos de cara a la elección del próximo 2 de junio, de una manera descarada andan placeándose y ofreciendo el oro y el moro, demostrando descaradamente que cuentan con una bolsa obscena y ofensiva de dinero para tirarlo a la basura, soportando sus sueños de grandeza y agrediendo a las familias que iniciaron este año con nada para afrontar la tan llevada y traída “cuesta de enero”. Ni modo. Así es y hay que asumirlo. De hecho, hay hasta presuntuosos sujetos que participan en el proceso electoral que no han pagado su línea telefónica, la cual vale más de tres mil pesos en deuda. (El que lo entendió, lo entendió) Y tanto el IETAM como el INE deberían investigar cuánto han gastado los precandidatos y quién pompó.

El caso tiene que ver con algo que ya vivimos quienes vivimos en la capital de Tamaulipas y que sufrió las inclemencias de un gobierno mediocre, bandido y mentiroso, en el tiempo de Xicoténcatl González Uresti, el Payaso Bailarín, de tan triste memoria, y su equipo de gobierno que dejó endeudadísima a la ciudad, que no hizo nada, y que se fue con las alforjas repletas. Una verdadera tragedia para los victorenses que aún no se ha podido superar, como para que llegue otro a la alcaldía.

 

Y eso debemos recordarlo muy bien quienes sufrimos esa mediocre administración de “Xico”, es decir, ¡todos! Porque aún hoy se siguen pagando las facturas de esa nefasta administración municipal, en donde el entonces alcalde pasó de andar fuertemente custodiado, gastándose los dineros de los victorenses en grandes tertulias y costosísimos gastos de representación, a tener que ir como cualquier simple mortal al supermercado, sólo y su sombra. Claro que considero que, a pesar del gran atraco de Xicoténcatl al erario público, el Bailarín, sé que no se ha terminado con todo lo que desvió en su favor, recursos que deberían ser regresados a las arcas de la Ciudad, porque esos dineros no deben acabar en actor de frivolidad. El, Xicoténcatl, y algunos de sus ex colaboradores, como la que detentaba la Coordinación General de Comunicación Social del municipio en ese periodo, Gloria Montalvo, también “se hizo de mulas Pedro” y se fue con los bolsillos repletos de dinero, que por supuesto no es de ella y menos es bien habido.

 

Y así podremos hablar de otros “finos personajes” de esa administración municipal, como quien ocupó la Segunda Sindicatura del municipio y cuando no lo dejaron meter las manos a la caja de las galletas, empezó a atacar al entonces alcalde. Y ese personaje de triste memoria, desde entonces, ha andado de brinco en brinco como chapulín, del PRI al PAN, del PAN a MORENA y de MORENA al hoy al partido Fosfo-Fosfo. Este frívolo sujeto quiere regresar por lo que cree que es suyo. Luis Torre Aliyán, el nacido en La Paz, Baja California Sur, vive obsesionado con ocupar la oficina principal del Palacio del 17, lo que por supuesto no ocurrirá. ¿Y por qué no? Porque los ciudadanos queremos un alcalde de verdad y no otro payaso bailarín. Con uno ya tuvimos suficiente, ¿no cree? Y entonces, ¿para qué queremos otro?

 

Y es tiempo, querido lector, de empezar a reflexionar cuál será el sentido de nuestro voto. Por lo pronto, el “destape” a la vieja usanza de lo más rancio de la política mexicana, encabezado la tarde de este martes por el Gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, investido como si él fuera el mandamás en la franquicia naranja, en favor de “su compadre”, Jorge Álvarez Maynez, terminó con las escasas posibilidades de los fosfo fosfo, en todo el territorio nacional, incluyendo, claro, a Ciudad Victoria y Tamaulipas, y dándole duro a las aspiraciones de quienes usan hasta los calzones naranjas, como si esos los rozaran menos que los otros.

 

En fin, “Victoria te quiero más” debe ser el lema de la campaña que está por iniciar y en donde los ciudadanos deberemos defender a nuestra ciudad buscando que sea gobernada por el mejor perfil, por quien ofrezca un programa realista y apegado a las condiciones de la Ciudad, con quien firme ante Notario Público sus compromisos y quien pueda mirar de frente a los ciudadanos. Los otros, será mejor dejarlos que hagan y hablen lo que les plazca. Finalmente, en México, la Constitución protege nuestras aspiraciones y todos los mexicanos tenemos derecho a votar y ser votados, y en este ejercicio, el ciudadano de a pie, como Usted y como yo, somos quienes decidiremos a través de nuestra credencial de elector el futuro de nuestra ciudad, y eventualmente de todos los municipios del país y de México mismo. No olvidemos eso, pero empecemos a pensar que queremos para México, Tamaulipas y Victoria, en los próximos años.

 

Insisto, el reto no es votar por un payaso ni por un bailarín, sino por un político profesional y respetado. Tres años son pocos para hacer todo lo que se debe hacer por un municipio, pero muchos para hacerse tonto y robar en perjuicio del pueblo que de buena voluntad los llevó al poder. ¿La decisión? Esa será, el próximo dos de junio, del pueblo. No nos equivoquemos por favor. Pero en Victoria ni las encuestadoras ni un servidor vemos instalados a los Fosfo-Fosfo ni en México ni en el Palacio Municipal de Victoria. Y ese es un hecho incontrovertido.

 

  1. 1.Sería muy interesante que San Juana Martínez, quien acabó con la Agencia Mexicana de Noticias NOTIMEX, de la cara y presente las pruebas de que le exigieron el veinte por ciento de su liquidación como “aportación” a la campaña presidencial de MORENA. Me gustaría ver si, así como tuvo el valor de atentar contra sus colegas periodistas, tiene el valor de sustentar con pruebas sus dichos.

 

No podemos olvidar lo que publicó FORBES en su edición digital de noticias, el 19 de julio de 2019: “La directora de la Agencia de Noticias del Estado (Notimex), Sanjuana Martínez, señaló que en la reestructura de este medio estatal se encontraron diversas irregularidades, las cuales incluían nepotismo, “aviadores” e incorrecto tratamiento de la información; y por las que se ha realizado un recorte de 30% a la plantilla laboral.

 

Tras concluir la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Sanjuana Martínez tomó el micrófono para explicar la situación actual de Notimex.

 

Durante las últimas semanas la directora ha sido acusada por ex trabajadores, entre ellos sindicalizados y de base, que señalan haber sido despedidos de forma injustificada y a través de presiones o sin una liquidación conforme a lo que establece la ley.

 

“La mafia del poder se había apoderado de Notimex”, señaló mientras que, por cuarta vez, exempleados del medio del Estado protestaban frente a Palacio Nacional por los despidos injustificados. También mencionó que había un “huachicoleo de noticias”, ya que información generada de la agencia era comercializada por otra agencia y eso representaba un ingreso fuerte para la misma.

 

Sanjuana Martínez explicó que la mafia que tenía secuestrada a Notimex tenía otros negocios, entre ellos otra agencia de noticias, y que la publicidad que se vendía en la agencia se presentaba como noticia, con lo que recibía “pagos importantes, millones”.

 

“Nos encontramos con un panorama sombrío, ciertamente había el peligro de que la agencia se fuera por el abismo, al borde del abismo, 50 años de historia en donde Notimex ha tenido épocas de oro y que sin embargo en los últimos sexenios se había convertido en un órgano propagandístico básicamente controlado por esta mafia”, dijo ante reporteros”.

 

Y muchos seguimos esperando las pruebas contra los trabajadores de la Agencia. Y todo esto nos recuerda que es muy cierto aquel dicho de que “los carniceros del ayer serán las reses del mañana”. ¡Ups!

 

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en Twitter @MXCarlosCortes.

Artículo anterior
Artículo siguiente

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Las ultimas

- Advertisement -spot_img