24.6 C
Ciudad Mante
domingo, octubre 2, 2022

INVERNAL

Debes leer esto

         POR: CARLOS ACOSTA

en ti

que ya no estás entre nosotros 

pero todavía estás

pudo más 

la escritura 

que la muerte

Porque tu cuerpo 

Wislawa

yace en una cripta

mientras tus letras 

andan 

por el mundo

de corazón en corazón

de boca en boca

*

El poema vive 

dice su nombre 

(a veces grita)

dentro de ti

La gracia reside 

en saberlo escuchar

Y luego en escribirlo

 

Marzo llegó a casa el diecinueve de enero

Tomó su lugar en la cochera 

y sigue ahí

No le urge salir

ni se deshace ante la lluvia de halagos

A veces me acerco 

Le platico dos o tres cosas 

por ejemplo 

que este invierno 

con vientos arrebatados

y bajas temperaturas 

sí parece serlo 

Marzo escucha 

y no se inmuta

Otro día 

lo invito a vagar por la ciudad

Va con alegría 

de buena gana 

¡Parece que 

como nadie 

la conociera! 

Incluso por momentos 

tengo la impresión que se alegra

Yo nada más lo miro 

Sé que poco a poco 

nos iremos 

tomando cariño

¿La vida es un circo padre?

Dime  

cuál papel me corresponde

No tengo el estómago de un traga-espadas 

ni el arrojo para ser domador de fieras

No poseo la gracia

el ingenio

que celebran los payasos 

la osadía del trapecista 

la habilidad para los malabares 

Adolezco de la fortaleza 

para ser un strongman 

Cuál papel me darías 

Él me mira 

Aunque ya no está 

me mira

Lo veo trazar 

con una vara 

una raya en la tierra 

y la señala

comprendo: 

soy el hombre que camina 

por la cuerda floja

Será como recoger 

innumerables fragmentos de lo que fuiste 

Esquirlas brillantes 

oscuras 

de vidrio 

de papel

queriendo adivinarse unas a otras

encontrar acomodo 

y armar el rompecabezas 

que eran

que son

tu vida y tú

Que otros canten las épicas batallas 

de las tribus más antiguas de La Tierra

los ensueños y los mapas 

de las próximas excursiones a otros planetas

los estragos del diluvio

la increíble capacidad de mutación 

de virus y bacterias 

las leyes que deslindan el territorio 

de la ingeniería genética 

Que otros esculpan sus nombres 

con letras de oro 

en las paredes de las bibliotecas

Yo solo sé escribir de Tampemol 

y sus alrededores (CDMX / NY)

De un niño que muy a su pesar 

se convirtió en adulto

De un adulto 

que jamás imaginó llegar a viejo

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Las ultimas